Saltar al contenido

Qué es y para qué sirve la domótica

En esta ocasión vamos a hablar de un conjunto de elementos tecnológicos fantásticos que nos aportan seguridad, comodidad y en general se convierten en un auténtico placer para todos sus usuarios. Se trata de la domótica, y para qué todos nuestros lectores puedan introducirse en los nuevos mundos que nos llegan, hoy vamos a tratar de explicar qué es y para qué sirve la domótica.

Qué es y para qué sirve la domótica

Qué es la domótica

La mayor parte de todos vosotros ya tendrá una cierta idea de lo que es la domótica. Sin embargo, vamos a realizar una pequeña explicación para poder entender de qué se trata realmente y analizar los beneficios que puede otorgar a nuestro día a día.

La domótica son unos sistemas dependientes o independientes a través de los cuales se recurre un proceso de automatización de distintos servicios dentro de nuestro hogar.

Podemos encontrar distintas posibilidades dentro de la domótica, pero generalmente estará destinada a aumentar nuestra seguridad, mejorar nuestro confort, mejorar las vías de comunicación, realizar una gestión energética más eficiente, etcétera.

Sin embargo, existen tantos dispositivos e ideas relacionadas con la domótica que sería una locura intentar incluirlos todos en tan sólo un artículo. Por ello, lo que vamos a hacer es intentar analizar las posibilidades que nos ofrece la domótica, conociendo así el modo en el que pueden beneficiar tanto a nosotros, como a nuestro hogar y a todos los que moran en él.

Los objetivos de la domótica

Como hemos comentado, la domótica está centrada en el ahorro energético, el confort, la seguridad, mejorar nuestras comunicaciones y por supuesto la accesibilidad, centrándose especialmente en personas que padecen algún tipo de minusvalía, ayudando a que consigan una vida más fácil y digna.

La domótica y el ahorro energético

En este sentido encontramos aplicaciones diversas como aquellas que gestionan el consumo eléctrico, la utilización de energías renovables, sistemas de control de persianas y toldos mediante sensores, control de calderas y sistemas de climatización, gestión de la iluminación, etcétera.

La domótica y la comodidad

Del punto anterior podríamos sacar algunos elementos relacionados con la comodidad como puede ser el control de persianas y toldos, sistemas de climatización, gestión de la iluminación, automatización, dispositivos destinados al ocio, porteros automáticos, etcétera.

La domótica y la seguridad

En este sentido podemos encontrar desde las habituales alarmas para limitar el acceso intrusos hasta alarmas de incendio, control de seguridad mediante la activación de distintos dispositivos como cierre automático de persianas, control mediante video y audio, alerta médica para la atención de personas necesitadas o que vivan solas, etcétera.

La domótica y las comunicaciones

Aquí también podemos incluir algunos aspectos de otros puntos anteriores como la alerta médica, asistencia a distancia, alarma y comunicación, control remoto de distintas funciones del hogar como la apertura y cierre de persianas y luces, porteros automáticos, etcétera.

La domótica y la accesibilidad

Y finalmente tenemos la accesibilidad, y es que una de las principales funciones de la domótica es ayudar a las personas con algún tipo de incapacidad, creando sistemas automáticos, controles y en general todo lo mencionado en los puntos anteriores pero desarrollado atendiendo a dicha necesidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *