El ransomware, una amenaza cada vez más frecuente

Existen muchas amenazas que ponen en peligro nuestra seguridad frente al PC, y una de las más recientes es la denominada ransomware que está claro ha llegado para quedarse y no con muy buenas intenciones que digamos. A continuación vamos a conocer un poco mejor este tipo de infección y sobre todo analizaremos el modo en que nos podemos proteger.

El ransomware, una amenaza cada vez más frecuente

Qué es el ransomware

El ransomware es una amenaza que desde hace varios meses ha ido creciendo considerablemente infectando cada vez a un mayor número de ordenadores en todo el mundo.

Se trata de un malware que lo que hace es encriptar los archivos que hay en nuestro PC, es decir, hace que sean ilegibles y no se pueda acceder a ellos. A su vez también amenaza con eliminarlos, y para evitarlo te dicen que debes pagar un rescate antes de una fecha determinada con lo que de nuevo volverá estar toda la información operativa.

Esta amenaza se cierne sobre los principales sistemas operativos que son Windows, Linux y Mac OS X, razón por la cual prácticamente cualquier usuario se encuentra en peligro de contraer esta seria infección.

Cómo evitar el ransomware

Es muy importante tener en cuenta que la mejor forma de evitar el ransomware es la misma que utilizamos para protegernos frente a cualquier tipo de amenaza; por una parte es adecuado tener un buen antivirus instalado y actualizado en nuestro equipo, y por otra (mucho más importante todavía) es actuar con sentido común.

El ransomware, una amenaza cada vez más frecuente b

Prácticamente todas las infecciones que actúan sobre nuestros equipos llegan a partir de una mala acción por nuestra parte, es decir, hacer clic en un enlace que este infectado, descargar un programa desde una página poco fiable, acceder a descargas o incluso a páginas desde enlaces que llegan a nuestro correo electrónico, etcétera.

Por esa razón nunca deberemos abrir correos electrónicos que pensemos que son sospechosos, ni navegaremos por páginas de dudosa reputación, no descargaremos programas que no vengan de fuentes fiables y en general siempre prestaremos atención a los lugares de la Red por los que nos movemos.

Cómo actuar una vez infectados con ransomware

Sin embargo, ya sea por un despiste o directamente por una confusión por nuestra parte, tarde o temprano estas infecciones pueden acabar llegando a nuestro equipo.

En estos casos es muy importante tener en cuenta que generalmente el pagar el rescate no nos va a servir absolutamente de nada, ya que perderemos el dinero y nadie va a devolvernos los archivos (muchas veces directamente ni se pueden restaurar por mucho que el delincuente quisiese).

Lo mejor que podemos hacer en estos casos es actuar mediante la prevención, es decir, si realizamos copias de seguridad con cierta frecuencia podremos recuperar prácticamente todos nuestros datos sin ningún problema.

Eso sí, es importante tener en cuenta que el ransomware actúa sobre el disco duro principal de nuestro equipo pero también sobre las unidades que estén conectadas de forma externa (disco duro externo, pendrive, etcétera), y es por ello por lo que un disco duro con copias de seguridad siempre deberá estar desconectado y totalmente desenchufado de nuestro PC salvo para proceder a realizar las copias.

De esta forma no sólo habrá pocas posibilidades de ser infectados, sino que además, en caso de que ocurra, por supuesto no tendremos que preocuparnos y podremos formatear y recuperar toda nuestra información.

Más de: Noticias,

Dejar un comentario