Todo sobre los repetidores WiFi

Las conexiones WiFi se han vuelto muy importantes en los últimos años. Los equipos de sobremesa han sido relevados a un segundo plano y ahora los portátiles, tablets y smartphones son los protagonistas. Todos equipos que pueden utilizar WiFi para conectarse a internet. El problema es que los routers no han evolucionado al mismo ritmo que los dispositivos móviles, y a pesar de que podamos conseguir routers de gran calidad los que nos ofrecen los proveedores de internet son bastante mediocres.

Publicidad

Repetidor-Wifi

¿Qué sucede cuando nos encontramos con un router “insuficiente”? Estos dispositivos se  encargan de llevar la señal de internet a los distintos terminales de la casa. Cuando se trata de llevar la señal a través de un cable no hay problema pero cuando hablamos de conexiones WiFi todo cambia. Las antenas de los routers más básicos no tienen mucha potencia y cuando hay varias paredes de por medio o hay una leve distancia la señal se atenúa demasiado.

Publicidad

Si la señal WiFi de tu casa no es lo suficientemente fuerte como para llegar a todos los rincones de la misma quizás necesites un repetidor WiFi. Un repetidor se encarga de coger la señal que emite el router y enviar la suya propia, cubriendo el rango máximo que pueda alcanzar. Generalmente un único repetidor es suficiente para abarcar el espacio restante de una vivienda, aunque hay ocasiones en las que se puede necesitar de un tercer repetidor (como cuando hay un piso más, por ejemplo).

¿Cómo funcionan los repetidores WiFi?

Estos repetidores, dentro del rango de la señal que emite el router, utilizan la conexión para poder enviar la señal en otra dirección. De esta forma se puede abarcar el espacio restante que el router no alcanza a cubrir.

Te podría interesar  Amplificadores WiFi: Qué son y cuáles son los mejores 2018

Lo único que hay que hacer para poner a funcionar un repetidor es coordinarlo con nuestro router, por lo tanto necesitaremos un cable Ethernet que nos permita recibir la señal de la conexión. Cada equipo tiene características distintas y es por ello que lo mejor es seguir las guías que los propios fabricantes otorgan a sus usuarios en cuanto al uso del repetidor.

Aspectos a tener en cuenta

No todos los repetidores son iguales. A pesar de que existen muchos modelos de una misma gama que comparten la mayoría de sus aspectos técnicos hay parámetros que varían. ¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de escoger uno de estos equipos? Tendremos que tener en mente la potencia, la velocidad de transmisión y los protocolos de seguridad, así como sus dimensiones.

La potencia del equipo es indispensable, pues será la que marque el área que puede cubrir la señal WiFi que emita el repetidor. La velocidad de transmisión de datos también es otro factor a tener muy en cuenta, no es lo mismo enviar y recibir archivos a 500 Mbps que a 1 Gbps.
En cuanto a los protocolos de seguridad, si queremos evitar que la seguridad de nuestra red se debilite tendremos que optar por un repetidor que cuente con el mismo protocolo que el que utilizamos en nuestra conexión.

Todo sobre los repetidores WiFi
Vota este artículo

Artículos relacionados: