Cómo robar WiFi y hackear la contraseña

Todos nos hemos visto en alguna ocasión en la situación de tener que conseguir la contraseña del WiFi del vecino. No podemos decirlo muy alto ni sentirnos muy orgullosos, pero así es. Hoy, te contamos cuáles son las mejores formas de robar WiFi. ¡Presta atención!

Publicidad

Antes de empezar…

Robar WiFi está mal. No deberías hacerlo, y de ninguna forma nosotros incentivamos a ello. Esta información pretende ser, simplemente, una explicación de las formas de robar WiFi que existen en la actualidad.

Publicidad

Cómo robar WiFi

Como toda información, es neutra. Lo que se haga con ella puede ser malo o puede ser bueno. Pero la información, por sí misma, es libre y neutra.

Ten en cuenta, también, que esta información se puede utilizar tanto para robar WiFi, como para todo lo contrario. Si estás harto de que te roben WiFi, es importante que conozcas cómo lo están haciendo, a fin de que lo puedas evitar tan pronto como sea posible.

Siguiendo esta guía tendrás capacidad para ambas cosas: Podrás robar WiFi (cosa que no recomendamos) y podrás protegerte frente a quienes quieren robarte el WiFi (cosa que, lógicamente, recomendamos encarecidamente).

Y, hechas estas aclaraciones, podemos pasar a la guía sobre cómo robar WiFi en sí misma.

La realidad: Hackear WiFi no es fácil

Muchas personas llegan a este tipo de guías buscando una fórmula mágica o un programa automático que robe WiFi por arte de magia. Sentimos decirte que eso no existe. Robar WiFi es un poco más complicado.

A fin de cuenta, los proveedores de internet no quieren que se robe WiFi. Tampoco los dueños de una red WiFi quieren que se robe… ¡Nadie quiere que se robe WiFi! Por tanto, las medidas de seguridad cada vez son mayores.

Es por ello que, para conseguir robar WiFi, hay que arremangarse y ponerse a trabajar. No va a ser tan fácil como pulsar dos botones y acceder a la red del vecino.

Esto no lo decimos para desanimarte, sino para que no te estafen: Muchas webs hablan de programas mágicos que resuelven este problema en cuestión de minutos, pero, en realidad, lo que hacen es colarte virus o programas que no sirven para nada (pero por los que ellos reciben un pago).

Por tanto, mantente vigilante y no te fíes de los cantos de sirena.

Aclarado esto, veamos cuáles son las fórmulas que puedes utilizar para robar WiFi al vecino.

Antenas de largo alcance: ¡Roba WiFi sin programas!

Antenas WiFi de largo alcance

Lo primero que puedes utilizar para robar WiFi es una antena WiFi de largo alcance. ¿Por qué? Pues, simplemente, porque te da acceso a una mayor cantidad de redes. Y una mayor cantidad de redes significa una mayor cantidad de redes con poca seguridad.

Además, ten en cuenta que, en muchas ocasiones, cuando robas WiFi, puedes recibir su señal, pero que ésta sea muy débil. Por eso, contar con una antena WiFi te permitirá beneficiarte de esos dos aspectos.

Pero profundicemos un poco más en ese tema.

Una antena WiFi, en general, puede llegar a captar redes WiFi a distancias de hasta 10 o 20 kilómetros. Cada antena tiene sus propias especificaciones, pero, para que te hagas una idea, las antenas “menos” potentes tienen un alcance de cerca de veinte veces el alcance que tiene tu router.

Así que, básicamente, te permite obtener, como mínimo, 20 veces más redes a las que potencialmente podrías conectarte.

Lógicamente, los pasos a seguir son listar todas esas redes, y ordenarlas por las más débiles e inseguras. A partir de ahí, puedes ir comprobando cuáles no tienen contraseña o tienen la contraseña que viene con el router por defecto.

Evidentemente, el tema de las antenas WiFi es un poco complicado, porque implica tener que comprar una, instalarla y utilizarla. Y, generalmente, cuando queremos robar WiFi puntualmente, no tenemos ese tiempo.

Sin embargo, si quieres robar WiFi de forma más sostenida en el tiempo, esta es una buena opción, porque te permite robar WiFi más fácilmente y, además, a gente que está mucho más lejos de ti (lo cual reduce los riesgos de que se den cuenta de que eres tú quien les está robando internet).

Por otro lado, en el caso de que seas una persona que lo que quiere es protegerse del robo de WiFi, ten en cuenta que puede que no sea el vecino de la puerta de al lado quien te lo está robando. Puede que sea una persona a 10 kilómetros.

Y, teniendo en cuenta esto, tienes que pensar en proteger tu red tanto como sea posible, porque cualquiera puede engancharse a ella. ¡No basta con amenazar al jovencito que vive en la puerta de al lado!

¿Qué antenas WiFi son las mejores?

A la hora de elegir una antena WiFi para robar WiFi (o para cualquier otro fin, porque las antenas WiFi también sirven para que el WiFi llegue bien a lo largo y ancho de una casa grande, por ejemplo), es importante que vayas a por las mejores marcas.

A continuación, te mencionamos algunas opciones interesantes:

  1. TP Link TL-ANT2424B
  2. WiFi de Rejilla Parabólica de 24 dBi
  3. Línea Ubiquiti PowerBeam AirMax

Estas tres son las más utilizadas, pero, si quieres saber más sobre cuáles son las mejores antenas WiFi, te recomendamos que visites nuestra página de análisis de antenas y repetidores WiFi. Allí encontrarás mucha más información al respecto.

Formas de hackear WiFi desde Windows y Android

Robar WiFi en Android

Una vez que has conseguido una buena lista de redes WiFi a las que potencialmente podrías conectarte, llega el momento de entrar en ellas. En ocasiones, esto se puede hacer fácil, porque no tienen contraseña. Pero, si tienen contraseña, necesitarás algo más.

Para poder acceder a una red que no está abierta o semi-abierta, lo que tienes que hacer es descifrar una red WiFi con contraseña. Para ello, los hackers se aprovechan de las vulnerabilidades que todos los routers tienen.

Tienes que tener en cuenta que, por muy bueno que sea tu router, siempre tienen algún bug o vulnerabilidad que se puede explotar. Y la verdad es que, para cada uno de estos bugs, existe un programa que permite acceder a la red WiFi.

En la actualidad, los mejores programas para auditar las redes de WiFi a nuestro alcance y descifrar sus contraseñas son los siguientes:

  • WiFiPass: Este es el programa para hackear WiFi más conocido. Se utiliza desde dispositivos Android y permite extraer las contraseñas de los routers de Movistar y de Jazztel.
  • WiFi Auditor: Este programa es mucho más profesional que el anterior, y permite conseguir mejores resultados. Sin embargo, lo cierto es que es un programa mucho más complicado de utilizar. Si no tienes conocimientos técnicos, no te servirá.
  • Easy WiFi: Solo funciona con los LiveBox de Orange. Por tanto, no suele ser muy recomendable (aunque, si los demás no funcionan, este podría darte una buena solución).
  • WLAN Audit: Este programa va perfecto para robar WiFi desde Android a los routers Zyxel y Comtrend.
  • AirCrack: Con este programa lo que haces es descifrar las claves WiFi que utilizan tecnología WEP. Es el más utilizado para obtener WiFi a través de esta vulnerabilidad que tienen todos los routers, y se puede utilizar en ordenadores Windows y Linux. Sin embargo, ten en cuenta que mucha gente ya está prevenida contra esta vulnerabilidad.
  • Reaver: Este programa solo está disponible para Linux. Lo que hace es aprovechar las deficiencias de los sistemas WPS para hacerse con las claves WPA del router. Su mayor problema es que es bastante lento, pudiendo tardar varias horas en encontrar las claves necesarias.
  • WiFiWay: Este es, sin duda, el programa más completo y eficaz a la hora de hackear WiFi. Sin embargo, es totalmente manual y se requiere mucho conocimiento técnico. Es por ello que solo está reservado para profesionales.
  • Beini: Funciona igual que WiFiWay, pero es un poco más fácil de utilizar. Su funcionamiento se basa en la inyección masiva de pequeños paquetes en los routers, y, a través de ese procedimiento, extrae las claves WiFi de las diferentes redes. Sigue siendo algo complicado de utilizar si no se tienen conocimientos técnicos.
Te podría interesar  Cómo cambiar la contraseña del Wi-Fi

Estos programas utilizan diferentes sistemas para tratar de descifrar la contraseña del router al que te quieres conectar. Algunos de ellos, de hecho, incluso introducen pequeños códigos o archivos en el router para lograr su objetivo.

Ten en cuenta que, si lo que quieres es comprobar si tu red WiFi es segura, no estaría nada mal que te descargases estos programas y tratases de conectarte a tu red WiFi. De esta forma, podrás averiguar si tu red es segura o vulnerable a este tipo de programas.

Programas para aprovechar la vulnerabilidad WPA2

Ahora tienes que entender una cosa: Todos los routers tienen sus propias vulnerabilidades, las cuales no dependen del sistema WiFi en sí mismo, sino de la construcción del router y el qué tan actualizados estén. Es por ello que estas vulnerabilidades no son comunes a todos los routers.

Sin embargo, el sistema WiFi también tiene sus propias vulnerabilidades, las cuales son comunes a todos los routers. Una de las vulnerabilidades WiFi más conocidas es la de WPA2. Y, por supuesto, existen muchos programas para aprovechar esa vulnerabilidad.

Por nuestra parte, recomendamos el uso de BackTrack, que está, actualmente, en su versión 5.1 y es el programa más eficaz a este respecto. Tan eficaz es que, en 10 minutos, tendrás todas las contraseñas que necesites (y que se puedan obtener a través de la vulnerabilidad antes mencionada, claro).

Este programa se puede instalar en prácticamente cualquier dispositivo, incluidos móviles, e incluye algunas funcionalidades de los programas antes mencionados (como AirCrack-NG, WireShark o NMap).

BackTrack incluye muchas otras funcionalidades propias de hackers, como, por ejemplo: Obtención de información de equipos, Port Mapping, auditoría de redes y detección de vulnerabilidades, revisión de apps, revisión de redes WiFi y Bluetooth, inyección de exploits, mantenimiento de puntos de acceso y aplicación de ingeniería inversa, entre otros.

Como puedes ver, tiene una gran cantidad de funcionalidades que hacen las delicias de aquellos cibercriminales que quieren robar WiFi (y también de aquellos que, simplemente, quieren robar WiFi para tener internet gratis).

Como en los casos anteriores, recuerda que, si tu objetivo es crear una red WiFi segura para protegerte de quienes te quieren robar WiFi, también puedes utilizar este programa. De hecho, utilizar este programa para mejorar tu seguridad es una gran idea.

Si aprendes a utilizar este programa, podrás detectar todas las vulnerabilidades de tu red, y trabajar en su corrección. De esta forma, ganarás en seguridad y podrás tener la certeza de que nadie se podrá conectar ilegalmente a tu red WiFi.

Y es que… ¡Los cibercriminales pueden hacerte mucho daño al robarte WiFi! Cuando un ciberdelincuente comete un delito desde tu red WiFi, queda registro de que ese delito se ha cometido desde tu WiFi.

Consejos finales para mejorar la seguridad de tus redes WiFi

Consejos de seguridad para tu red WiFi

Para terminar, vamos a ver algunos consejos para que puedas proteger más todavía tu red WiFi, de forma que nadie pueda conectarse a ella sin tu permiso:

  1. Cambia la contraseña por defecto: Todos los routers traen una contraseña por defecto. La primera norma en la seguridad de las redes WiFi es cambiar esta contraseña por una que tú mismo pongas (y trata de que sea bien larga y complicada).
  2. Cambia el SSID (nombre del router): El SSID es el nombre del router. Por defecto, esta información indica la marca y el modelo del router. Y, lógicamente, cuando un hacker ve esa información, automáticamente conoce las vulnerabilidades del router. Cambiar este nombre te permitirá ocultar las vulnerabilidades de tu router.
  3. Utiliza la última tecnología de cifrado: Las tecnologías de cifrado mejoran constantemente, al mismo ritmo que mejoran las técnicas para descifrar las contraseñas. Por ello, es importante que siempre utilices la última tecnología disponible.
  4. Cambia las contraseñas de acceso: Todos los routers tienen contraseñas de acceso a la administración de la red. En general, estos usuarios y contraseñas son 1234 o admin. Obviamente, tienes que cambiar esta información para evitar que se conecten y hagan cambios desde el panel de administración de tu red WiFi.
  5. Limita las IPs y direcciones MAC: Desde el panel de administración de tu red WiFi puedes decidir cuántas direcciones MAC e IPs pueden conectarse a tu red WiFi. Deberías limitar esta cantidad de conexiones a los dispositivos habituales en tu hogar, de tal forma que los hackers, incluso teniendo todos los datos necesarios, no puedan conectarse a tu WiFi.
  6. Mantén actualizado tu firmware: El firmware es algo así como el “antivirus” de tu router. Es importante que lo tengas actualizado, porque es lo que añadirá capas de seguridad ante cada nueva vulnerabilidad que se descubra.
  7. Cambia periódicamente la contraseña: Incluso con todo lo anterior, no está de más una capa extra de seguridad, consistente en cambiar periódicamente la contraseña de tu red WiFi. Puedes cambiarla cada mes o dos meses. De esta forma, te asegurarás de limpiar periódicamente la cantidad de gente que se está conectando en tu red (aunque, si has hecho todo lo anterior, es poco probable que alguien esté conectado).

Como puedes ver, tienes una gran cantidad de formas de robar WiFi al vecino. Evidentemente, no te recomendamos que lo hagas de forma constante. Solo debes utilizar estos trucos para cuando realmente te haga falta y no puedas conseguir internet de otra forma.

Cómo robar WiFi y hackear la contraseña
Votos: 4 - Media: 5

Artículos relacionados: