Samsung presenta el Galaxy J1 2016 oficialmente

Una de las grandes sorpresas en materia de móviles que la gente de Samsung presentó durante el 2015, tuvo que ver directamente con la aparición en escena de la nueva gama Galaxy J, y entre todos estos terminales, el que apuntaba a la gama más baja del mercado era claro, el Galaxy J1. Para este 2016, estaba anunciado que muchos de estos equipos serían actualizados, más bien reemplazados por otros nuevos, y el protagonista de hoy ya tiene a su sucesor, así que en esta ocasión nos detenemos un poco para hablar del Galaxy J1 2016, sus características, y cuáles son las diferencias que tiene respecto del que probablemente ahora sea conocido como Galaxy J1 2015.

Samsung Galaxy J1 2016

¿Por qué se distingue el Galaxy J1 2016?

Bien, como decíamos entonces el Galaxy J1 es una absoluta realidad que tenemos ante nosotros, y nos encontramos con que Samsung ha querido de alguna forma actualizar al dispositivo de entrada de una de sus nuevas gamas, otorgándole el clásico aspecto Premium que luego no es tan acompañado por sus prestaciones, aunque claro, eso rebaja su precio. En cualquier caso, el Galaxy J1 llama la atención antes que nada porque su pantalla de 4,3 pulgadas ha aumentado ahora a las 4,5 pulgadas, mientras que se mantiene la baja resolución de 480×800 píxeles, algo que creemos se podría haber mejorado en este caso.

En lo que respecta a la potencia, hallamos un procesador de cuatro núcleos a una frecuencia de reloj de 1,3 Ghz, un Exynos 3475 que viene acompañado al mismo tiempo por una GPU Mali-T720 a una frecuencia de 600 Mhz, corriendo el sistema operativo Android 5.1.1 Lollipop, lo que hace pensar que sin dudas debería actualizarse en algún momento a Android 6.0 Marshmallow. Además de eso, posee 1 GB de memoria, aspecto en el que si la mejora es notable teniendo en cuenta que el Galaxy J1 se conseguía con apenas 512/768 MB de RAM de acuerdo al modelo.

En lo que respecta a las cámaras fotográficas, la realidad es que no existe ningún tipo de cambios, por lo que se mantienen los dos sensores de 5MP y 2MP respectivamente, lo que significa que no podemos comentar demasiados avances en este sentido, y ese es otro elemento a criticar. Eso sí, Samsung ha decidido aumentar al doble la capacidad de almacenamiento interno de este dispositivo, llevándolo de 4 GB a 8 GB, y al mismo tiempo ha aumentado levemente la batería, que ahora alcanza unos 2050 mAh, lo que no está nada mal considerando su potencia limitada.

Por supuesto, el Galaxy J1 en su versión 2016 dispone de conectividad 4G LTE como estándar, y para todos aquellos que nunca hayan pasado por la experiencia de tener un smartphone, puede ser muy buena manera de conocer las ventajas que tiene Android como sistema operativo, aunque no mucho más que eso. En lo que respecta a su precio, se viene diciendo que en Europa el Galaxy J1 podría alcanzar los 135 euros, una cifra que no está mal teniendo en cuenta que es un Samsung, pero que hace difícil que vaya a ser elegido antes que algunos de la competencia que tienen muchas mejores prestaciones por el mismo valor.

Más de: Móviles,

Dejar un comentario