El sensor de gas tóxico para móvil del MIT

El MIT ha creado un interesante sensor que tiene la capacidad de detectar gases tóxicos a través de nuestro teléfono móvil, pero lo mejor de todo es que estamos hablando de sensores de bajo costo por lo que se adaptará a los bolsillos de la mayor parte de ciudadanos y entidades. Vamos a conocer algunas de las características de este interesante sistema desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

El sensor de gas tóxico para móvil del MIT

El circuito de nanotubos de carbono

Básicamente en este circuito es en lo que se basa este interesante sensor, ya que, por norma general, estos nanotubos son muy conductores, pero para conseguir el objetivo se procede a utilizar un material aislante con lo que se evita dicha conducción. En el caso de que el conjunto sea expuesto a determinados gases tóxicos, este aislante desaparece de forma que aumenta la conductividad de los nanotubos.

Cuando tiene lugar este proceso, automáticamente el sensor envía una señal mediante una etiqueta NFC directamente al teléfono inteligente más cercano que esté dotado de la tecnología necesaria para recibir la información.

Un sistema con una fantástica sensibilidad

Cabe destacar que estos sensores han sido desarrollados con el objetivo de que puedan detectar incluso por debajo de 10 partes por millón de gases tóxicos en periodos de tan sólo cinco segundos, gracias a lo cual nos estaríamos acercando a las prestaciones que nos ofrecería un completo equipo de laboratorio que incluyese los cromatógrafos de gases y espectrómetros, pero evidentemente todo esto por un precio muchísimo más económico y las ventajas que ofrece el sustituir un sistema de sobremesa por un sistema portátil.

Por otra parte no sólo destaca por su sensibilidad y portabilidad, sino que también es una forma fantástica de poder hacer accesible este tipo de tecnología y medición a personas no expertas, ya que los sistemas de sobremesa son tan complejos que es necesaria una preparación previa para poder hacer uso de ellos.

Massachusetts Institute of Technology

Massachusetts Institute of Technology

Cabe destacar que uno de los principales usos de este sistema sería crear una identificación por radiofrecuencia a través de la cual detectar los agentes asfixiantes y el gas nervioso en el campo de batalla, pero por supuesto también va a tener otras muchas utilidades como alarmas de incendios automáticas, detectores de fugas en baterías y por supuesto otras muchas alternativas que incluso podrían ser beneficiosas directamente en nuestro hogar.

El precio del sensor detector de gases tóxicos del MIT

Por el momento no conocemos cuál sería el precio de salida al mercado de este interesante sistema, pero para que os hagáis una idea, el coste de fabricación de cada uno de estos sensores sería de tan sólo 0,05 $, una cantidad muy reducida ya que con 1 g de nanotubos tenemos la posibilidad de fabricar alrededor de unos 4 millones de unidades.

No cabe duda alguna de que se trata de un sistema fantástico a la par que económico y que puede ayudarnos en nuestro día a día sin la necesidad de tener conocimientos avanzados en el tema.

Más de: Aplicaciones y Servicios, Noticias,

Dejar un comentario