The Witcher 3: Wild Hunt – Hearts of Stone

The Witcher 3: Wild Hunt – Hearts of Stone es un juego que como poco va a poner a nuestra disposición incontables horas de entretenimiento y diversión disfrutando de una de las aventuras más entretenidas que podemos encontrar a finales de este año 2015. A continuación analizaremos algunos de sus aspectos más destacados y llamativos a la hora de jugar.

The Witcher 3 Wild Hunt - Hearts of Stone

El estreno de The Witcher 3: Wild Hunt – Hearts of Stone

Con apenas un par de semanas en nuestras estanterías, The Witcher 3: Wild Hunt – Hearts of Stone se ha convertido en uno de los juegos del género rol, acción y fantasía más destacados del momento, dándonos la posibilidad de disfrutar de partidas con una duración mínima de 12 horas.

A su vez se adapta a la perfección a prácticamente cualquier jugador ya que las voces están en inglés pero los textos han sido traducidos al español.

Se trata de un juego para un único jugador en el que nuestro personaje favorito viajará hasta Tierra de Nadie con el objetivo de concluir un contrato que tenía pendiente. Pero las cosas no van a ser tan fáciles como imaginamos en un primer momento, y es que vamos a tener que hacer frente a enemigos que nunca antes hubiésemos imaginado tendríamos delante.

En The Witcher 3: Wild Hunt – Hearts of Stone las aventuras se suceden, y cada experiencia se convierte en un cúmulo de decisiones que nos permitirán conseguir la diferencia entre la vida y la muerte; cumplir el objetivo o fracasar en nuestro intento.

Lo mejor y lo peor de The Witcher 3: Wild Hunt – Hearts of Stone

Pocas veces tenemos la posibilidad de hablar de un juego tan sorprendente y recomendable, y es que se trata de una auténtica obra de arte que además se combina a la perfección con una historia sorprendente y que os ayudará a introduciros mucho más en el personaje y en aquellos a los que iréis conociendo por el camino.

The Witcher 3 Wild Hunt - Hearts of Stone b

Además no sólo se centra en el guion estático y lineal que podemos encontrar en muchos casos, sino que busca ofrecer incluso toques desenfadados de simpatía que nos ayudan a entrever un fondo muy distinto de nuestro personaje principal, algo que nos ayuda mucho más a unirnos a su causa.

A su vez no tenemos palabras para describir los fantásticos gráficos y el sonido perfectamente acabado, detallado y bien encajado en el contenido, ofreciendo a su vez una jugabilidad casi perfecta y, aunque se trate de una nueva entrega de un juego ya conocido, a su vez introduce nuevos conceptos que le permiten ofrecer una innovación casi de sobresaliente.

La única pega que quizás podemos encontrar es el hecho de que algunos de los problemas que encontrábamos en la versión anterior se siguen manteniendo en este juego, a la vez que seguimos utilizando el mismo mapa aunque también cabe destacar que en este caso se han ampliado las fronteras y podemos acceder a destinos mucho más amplios, por lo que en cierto modo tampoco nos ha preocupado en exceso en este sentido.

En definitiva estamos hablando de una auténtica obra de arte hecha videojuego con la que disfrutaremos durante horas sin ningún tipo de límite.

Más de: Videojuegos

Dejar un comentario