Ultra comprimir archivos

Cuando se necesitan subir archivos a Internet y no se cuenta con una conexión a internet de alta velocidad puede ser una tarea prácticamente imposible. Si bien existen, a día de hoy, conexiones de fibra óptica de más de 100 MB simétricos (es decir, tanto de bajada como de subida), lo cierto es que hay muchos sitios a los que estas velocidades no han llegado.

Publicidad

Para poder subir un archivo a la red es necesario fijarse en la velocidad de subida con la que cuenta la conexión a internet. Si ésta es baja, poco se puede hacer con ello. Sin embargo, con los archivos si hay algo que se puede hacer. En el caso de que éste sea muy grande, siempre se puede comprimir el archivo.

Ultra comprimir archivos

Publicidad

Con métodos tradicionales, se puede reducir el tamaño de un archivo en gran medida. Se puede pasar de un peso increíblemente grande a uno mucho más razonable para subir a internet. Sin embargo, éste puede seguir siendo demasiado para la conexión a internet de la que se dispone, por lo que es necesario hacer algo más.

Afortunadamente existen métodos para ultra comprimir archivos. ¿Qué quiere decir esto? Que se puede pasar de archivos ¡de 100 GB a 50 KB! Puede sonar irreal, y en muchos casos puede no darse, pero con la configuración correcta y un archivo mal comprimido en un principio se pueden realizar estas compresiones.

Para poder llevar a cabo esto es necesario contar con el software adecuado, además de saber cómo configurarlo. Pero no te preocupes, aquí pondremos a tu disposición todo lo necesario para que tú puedas ultra comprimir tus archivos para poder publicarlos en internet de forma sencilla, incluso sin una increíble conexión a internet.

Cómo ultra comprimir archivos

Antes de hablar de la herramienta que vamos a presentarte para comprimir todo tipo de archivos en tu PC, tienes que saber que no existe ningún software que pueda ultra-comprimir archivos que ya han sido altamente comprimidos. Esto quiere decir que los archivos con formatos ya compresos (como pueden ser, por ejemplo, vídeos de formato MP4 o fotografías JPEG).

Esta herramienta es perfecta para poder realizar increíbles compresiones en archivos que no han sufrido ninguna compresión con anterioridad. Por ejemplo, archivos como .AVI no se comprimen al generarse, por lo que pasarlos por esta herramienta puede hacer que su tamaño pase a ser una nimiedad con respecto al original.

¿Tus imágenes pesan demasiado? Te mostramos cómo hacer que tus imágenes pesen menos

También tienes que tener en cuenta que no puedes comprimir formatos de compresión, tales como los archivos .zip, .rar o .7z, entre otros formatos.

En el caso de los archivos multimedia, también hay que tener en cuenta que, dependiendo de la herramienta que se vaya a utilizar, si el documento resultante es otro formato de vídeo/imagen, la calidad de la misma puede verse afectada. Y es que hay herramientas de compresión que se valen de reducir la calidad de la imagen para recortar el tamaño de los archivos, además de comprimir los mismos píxeles del contenido multimedia para poder realizar estas ultra-compresiones.

Qué se necesita para ultra comprimir archivos

Si tú también quieres que un archivo de 100 GB de tamaño pase a unos pocos KB o MB, necesitarás hacer uso de FreeArc, una herramienta completamente gratuita que hace uso de las bondades de 7-zip y RAR para poder comprimir archivos más que nadie.

Tras descargar el software tendrás que instalarlo en el ordenador para poder hacer uso de él. Después de la instalación no necesitarás abrirlo, y es que se añadirá una opción de compresión al hacer clic derecho sobre cualquier archivo.

Simplemente haz clic derecho en el archivo que quieres comprimir. Allí podrás ver una opción llamada FreeArc. Dentro del submenú de dicha característica, selecciona la opción “add to archive” para poder acceder a las opciones de compresión.

FreeArc

Tras seleccionar la opción “add to archive” se abrirá una ventana con el software de compresión de FreeArc. Allí se podrán ver distintas opciones y pestañas. Entre ellas, la que te ha de interesar es la pestaña “Compression”. En dicha pestaña se encuentran todos los parámetros que se pueden modificar para aumentar la compresión del archivo, resultando en un tamaño menor tras la compresión.

Después de pulsar en dicha pestaña, el único valor que hay que modificar es el nivel de compresión. En la izquierda de la ventana, en el recuadro “Compression level”, selecciona la opción “Maximum” que ofrecerá la máxima compactación del archivo. Ahora simplemente tendrás que hacer clic en el botón “OK” para que comience el proceso de compresión.

Este proceso puede tomar bastante tiempo. Todo dependerá de qué tan pesado era el archivo original, así como el nivel de compresión que se ha seleccionado. Si bien se puede escoger la opción “Maximum” entre las que ofrece la herramienta, las demás son igual de válidas. Si bien no ofrecerán un tamaño tan reducido como ésta, seguirán siendo capaces de reducir su tamaño para facilitar el compartir el archivo.

También entran en juego las características del ordenador desde el que se lleva a cabo la tarea. Mientras mejores sean sus especificaciones, menor será el tiempo que se demore en llevar a cabo todo el proceso. Aunque con archivos con un tamaño cercano a los 100 GB (que se pueden conseguir de forma sencilla con vídeos FullHD sin comprimir), el tiempo puede ser cercano a una hora.

Herramientas similares

Handbrake

Si bien FreeArc es la que mejor resultados ofrece con este tipo de documentos, existen muchas otras alternativas interesantes que pueden ayudar a reducir el tamaño de archivos en gran medida. Además de los clásicos WinRAR, WinZip o 7-Zip, que pueden realizar dicha tarea sin despeinarse (es necesario acceder a los parámetros de compresión para poder editarlos y seleccionar que se quiere la mayor compresión del archivo), HandBrake es una de las alternativas más interesantes.

HandBrake realiza un proceso muy similar que consigue ultra comprimir archivos en un ordenador sin problema alguno, y los pasos a seguir son prácticamente idénticos. Aunque sus funciones se limitan únicamente a archivos de vídeo

Recuerda, independientemente del compresor que estés utilizando, siempre tendrás que acceder a los parámetros de compresión del archivo. Por defecto, estos softwares están configurados para ofrecer una compresión media, de forma que se pueda reducir el tamaño de los archivos pero sin tener que esperar demasiado tiempo para que se lleve a cabo la compactación del archivo o conjunto de archivos.

Puedes descargar la herramienta FreeArc de forma completamente gratuita, a través del portal de descargar SourceForge, pinchando en el enlace que tienes a continuación.

Descargar FreeArc – SourceForge

Ultra comprimir archivos
Vota este artículo

Artículos relacionados: