Una cámara de 250 megapíxeles, destinada a detectar el cáncer de piel

La biotecnología ha evolucionado mucho a lo largo de los últimos años, y esto hace que a día de hoy hay muchas posibilidades de sanar un cáncer si se detecta a tiempo, una cuestión que hace unos años era impensable.

Publicidad

650_1000_gigacam

De hecho, la lucha contra sigue su progresión y si bien es cierto que melanoma es el quinto cáncer más mortal, las herramientas para combatirlo crecen continuamente para ir mejorando la situación con el tiempo.

Publicidad

Hoy centramos a atención en un nuevo dispositivo desarrollado por investigadores de la Universidad de Duke, tratándose de una cámara de 250 megapíxeles, a través de la cual se pueden realizar fotografías de elevadísima resolución, pudiendo proceder a diagnósticos más acertados y con mayor rapidez por parte de los médicos.

Cómo se utilizaría como método de prevención

Actualmente, uno de los recursos con los que cuentan los dermatólogos, es una cámara con objetivos de gran angular con el objetivo de estudiar con minuciosidad cada una de las pecas de un individuo y prevenir así el cáncer de piel.

De este modo, la cámara de 250 megapíxeles no sólo reduciría el tiempo empleado para la investigación de la situación, sino que además permitiría dar lugar a unos pronósticos más acertados. Estaríamos hablando así como un método de prevención que se situaría ahora mismo como el mejor del momento, por su efectividad y rapidez a la hora de trabajar con esta cámara recién desarrollada.

Una sola fotografía para la investigación

Con tan sólo una fotografía de una persona de hasta 1.98 metros de altura, se puede proceder a la investigación en detalle de todas y cada una de las partes del cuerpo, no sólo analizando las pecas en cuestión, sino cualquier rincón o la propia piel del paciente.

La cámara de 250 megapíxeles cuenta con 34 micro-cámaras detrás de una única lente, pudiéndose ajustar una por una en el caso de estar interesados en destacar una zona en concreto con mayor precisión. La fotografía en cuestión, que pasa automáticamente a ser trasladada en el ordenador, puede ser estudiada con atención por parte del dermatólogo.

Además el ordenador a través de un programa elaborado precisamente de forma conjunta con la cámara de 250 megapíxeles, es capaz de detectar las posibles zonas que deben ser analizadas y pueden ser motivadoras de la aparición de cáncer de piel si no lo han hecho ya.

Se trata pues de una herramienta que puede marcar un hito importante de cara a un futuro no muy lejano, y es que se confía que en 2015 pueda ponerse en funcionamiento la nueva cámara de forma definitiva, empezando por Estados Unidos, y poco a poco ampliándose al resto de los territorios a nivel mundial. No hay duda que se ha hecho un gran trabajo por parte de los investigadores en la Universidad de Duke y por su puesto no dudamos en darles las gracias por involucrarse tanto para combatir una enfermedad tan mortal y muy delicada a la hora de ser tratada.

Una cámara de 250 megapíxeles, destinada a detectar el cáncer de piel
Vota este artículo

Artículos relacionados: